Dios Me Hará Justicia...

“Esta Página y su contenido esta dedicada a la Memoria de un Hombre altruista y de buen Corazón; Padre, Hijo, Esposo, Amigo, Dirigente gremial y por sobre todas las cosas INOCENTE. Que debido al Miedo y al Deseo de Proteger a sus Seres Queridos,terminó envuelto involuntariamente en un Hecho Macabro, en el que participan funcionarios policiales y del cual se le pretende responsabilizar…”

martes, setiembre 05, 2006


"Las verdaderas razones del porque la fiscalía se declaró incompetente en la causa que investiga la muerte de Jorge Martínez Arévalo (Suicidio v/s Homicidio). La causa pasa a la Justicia Militar, donde son encausados funcionarios de las fuerzas armadas" (¡policías!).

www.psylex.cl

Horarios, contexto de asalto percibido por los testigos presenciales y tiempo durante el que se prohibió brindarle ayuda a Jorge Martinez


RESUMEN DE LOS HECHOS


· (Sábado 8 de abril de 2006) Jorge Martínez Arévalo se retira a las 9:30 hrs. de su domicilio, en dirección a la distribuidora de confites que era atendida, por su familia de origen, compuesta por sus padres de (78 y 76 años) Años, sus hermanas de (41 y 39 años) y uno de sus hermanos (31 años). En la distribuidora, también transitaban aproximadamente 20 vendedores ambulantes.

· Entre las 15:41 y 15:43 hrs., JM recibió una herida de bala en el rincón más alejado de la bodega del local, siendo visto por última vez con vida, mientras era sujetado por dos hombres armados, en las puertas de la entrada posterior de la distribuidora (bodega) mientras recibía un pedido, proveniente de un camión de la empresa Fruna y se aprestaba en la firma de un cheque para el recibo de la mercadería, siendo sorpresivamente abordado por dos civiles, que habían entrado forcejeando, sin identificación y portando armas en sus manos. (fuentes; testigos presenciales incluidos periodistas del diario “La Tercera”.

· La ultima testigo que observa con vida a al Sr. Martínez (Marisol Martínez, hermana del occiso), relata cuando éste era sujetado por dos individuos armados (“delincuentes” según su percepción) frente a la parte posterior del camión de Fruna ubicado a metro y medio de la puerta de entrada a bodega, Martínez no oponía resistencia, mantenía sus manos a los costados y en sus manos sujetaba la chequera con el cheque que se aprestaba a firmar.

· La testigo corre al costado opuesto del pasillo en dirección a la entrada de atención a público de la distribuidora, luego de escuchar a Martínez gritar “asalto, asalto… me están asaltando” aprieta el botón de pánico (15:41 hrs.) con el objeto de alertar a la compañía de seguridad contratada para estos fines. (fuentes: registro aportados por la propia compañía) (Refleja de manera irrefutable el contexto percibido por quienes protagonizaron el suceso que termino con la vida de JM)

· Mientras realizaba lo antes descrito, la misma testigo, escucha “dos” estruendos de bala, vuelve su mirada hacia atrás, ya sin poder observar a su hermano Jorge y a los individuos que lo habían reducido momentos antes. Pudiendo esta vez percatarse de una tercera persona, también armada que apuntaba en dirección a lugar donde ahora se encontraba ella y su hermano menor Robinsón Martínez.

· Robinsón también describe haber escuchado dos estruendos “como de disparos” y corre en dirección a la entrada de la bodega sin considerar al individuo que le apuntaba., entra en ayuda de su hermano Jorge Martínez y se cruza con las mismos tipos armados, antes descritos que salían del sector de la bodega.

· Robinsón encuentra a su hermano tendido de costado (dorso lateral derecho) y junto a su cuerpo, observa tirado sus lentes, la chequera, un lápiz, su billetera y un revolver calibre 38 que se usaba en procedimientos de recepción de mercadería que antes del incidente se encontraba dispuesto sobre una repisa sobre unos diarios a una distancia de aprox. 2 metros de la posición de donde fue visto por última vez Jorge Martínez (apañado).

· Al observar el cuadro mencionado, robinsón intenta reanimar a su hermano mayor, lo abraza, le habla y le besa, percatándose que sangraba por la nariz y por heridas provenientes de la zona frontal superior de su cabeza (mayor diámetro) y otra en la zona de la nuca (menor diámetro). Trata de limpiarle y mientras separaba la sangre del cuerpo de su hermano, se percata de la presencia del tercer tipo de civil armando que lo miraba. Robinsón toma el revolver calibre 38 y apunta con intención de dispararle a quien el pensaba era un asaltante.

· El tipo al percatarse del hecho y del estado mental de Robinsón (furioso), procede recién a identificarse como policía y lo instiga a soltar el arma con la cual le apuntaba, ante lo cual “Robin” accede solamente por que el tipo que lo encaraba, no correspondía a ninguno de los dos individuos armados, a quienes le atribuía directamente el estado en que había terminado su hermano Jorge.

· Luego de lo ocurrido a Jorge Martínez, comienza a sonar la alarma exterior (Botón de Pánico) y el perímetro de la distribuidora, se rodea de un número de efectivos policiales que superaban las 30 personas (ambas instituciones) y de un número no inferior a los 20 periodistas de prensa escrita y televisiva, que transmitieron el suceso en vivo y en directo para gran parte del país.

*** El cambio a ropa institucional y la identificación como efectivos Policilaes es posterior al sonido de la alarma exterior. (antes eran percibidos como delincuentes)

· Los “ahora policías (2)” que protagonizaron la entrega de la “citación” para Jorge Martínez, fueron sacados inmediatamente del lugar por vehículos policiales y aquellos que permanecieron cambiaron su vestuario en el mismo sitio del suceso a vista y presencia de testigos y de los periodistas ahí presentes, que filmaron y fotografiaron secuencias fotografías que grafican lo antes expuesto.

· Martínez permaneció desangrándose, producto de heridas por bala, situadas en zona craneal, por más de 25 minutos ---Fuentes: Informe, compañía de Seguridad, botón de Pánico (15:41 hrs.) e informe atención urgencia, Hospital Padre Hurtado, (16:10 hrs.)---.

· Debido a la orden que prohibía el ingreso al sector donde yacía Martínez, no se le pudo prestar ningún tipo de ayuda. No obstante, otra testigo presencial con algunos conocimientos en primeros auxilios (“Sra. Gladis”) a quien se la había prohibido ingresar al lugar para auxiliar al herido, logra observar cuando de entre las ropas de JM (bolsillos) se le extrajo una pistola que fue puesta enseguida en el interior de una bolsa plástica, por efectivos policiales. Acción que le habría llamado profundamente la atención, debido a que minutos más tarde, cuando se levanta la orden que prohibía el ingreso al lugar donde se encontraba postrado JM, ella acude en su ayuda para trasladarlo, percatándose sorpresivamente, que junto al cuerpo de Martínez figuraba nuevamente la pistola que había sido introducida a una bolsa plástica, momentos antes, por efectivos Policiales.

· Jorge Martínez es trasladado al hospital Padre Hurtado, desangrándose, en el interior de su vehículo Particular que era conducido por dos policías. El hospital estaba situado a 800 metros, detrás de la distribuidora de confites, a dos o tres minutos en automóvil (velocidad de 50 k/hora incluyendo semáforo y tráfico, de la Hora y día). Fuente: recorrido simulado para el cálculo de tiempo y distancia entre lugares relevantes para la rutina del occiso y de la investigación del caso en cuestión.

· En el local se realizaban pericias tendientes a establecer la ausencia o presencia de pólvora en las manos de los dos efectivos policiales presentes al momento en que Martínez perdió la vida, lo cual se torna sumamente complejo, debido a que con posterioridad a los hechos se logra establecer en comparación fotográfica, que los efectivos periciados no coinciden con los policías que apañaron a Martínez y/o que pudieron presenciar la modalidad de su muerte.

· Martínez es trasladado, agonizando, al Hospital Sótero del Río. 30 minutos después es recibido (16:41hrs.), evaluado por el Médico a las 16:45 hrs., sufre un paro cardío respiratorio y es declarado fallecido a las 17:00 hrs. del día sábado 8 de abril de 2006, (79 minutos después de haber recibido el impacto de bala).

· Surgen contradicciones (izquierda-derecha, derecha-izquierda, base de cráneo-zona frontal superior) en relación al ingreso y salida del “proyectil calibre 38” que habría provocado la muerte de Jorge Martínez Arévalo (41), (comparar consistencia entre los diámetros de las heridas y el diámetro de la munición calibre 38. Además se debe considerar el poder de alcance de este revolver, que supera incluso los 1.400 metros de distancia, por tanto el daño a “quema ropa” en zona craneal es absolutamente inconsistente con las pequeñas heridas que presentaba Martínez).

· Desde el Servicio Medico Legal, contactan a la viuda de Martínez y se le pregunta expresamente, respecto de si su marido era diestro o zurdo.

· Se le practica la autopsia tanatológica a los restos de JM, no se le toman radiografías al cráneo (primera acción requerida para este tipo de procedimiento), a las horas se le entregan los restos sellados a sus familiares y antes de 12 horas del deceso, JM ya había sido sepultado.

www.psylex.cl

miércoles, agosto 30, 2006

Frente a estas personas perdió la vida Jorge Martinez (¿Policias?)

Cambio de policias (comparar vestuario, contextura, apariencia) para pericia de la polvora en las manos (Hacer doble click para ampliar imagen)


El cambio podría explicarse debido a que de haber encontrado pólvora en las manos de los civiles armados (policías) que apañaron a Martínez (Foto A), se habría dificultado bastante teorizar sobre un supuesto suicidio, puesto que según lo sostenido por la teoría oficialista la “única” bala percutada en el sitio de suceso, debería haber sido efectuada por el mismo Martínez y no por terceros. (cabe resaltar que la pericia realizada en la misma distribuidora, es posterior y coetanea, al suceso que termino con la vida de JM). "equivalente a que luego de un partido de fútbol, se la haga el examén antidoping a jugadores que nunca estuvieron en el campo de juego"

Sitio del suceso que refleja el operativo de "citación" que terminó con la vida de Jorge Martínez (doble click para ampliar imagen)

lunes, agosto 28, 2006

(Cheque ensangrentado) Prueba del Estado Mental de Jorge Martinez, Momento Previo a su Muerte (¡Estaba trabajando!) (doble click para ampliar imagen)

CONCLUSIÓN DE LA AUTOPSIA PSICOLÓGICA


1. -Según todos y cada uno de los elementos considerados en el presente procedimiento de Autopsia Psicológica, es posible establecer, con el mayor rango de probabilidad que la “MODALIDAD DE MUERTE” que precedió el deceso de Jorge Martínez Arévalo no corresponde al modo suicida.

2.- Descartado también el modo por causa natural, las modalidades restantes podrían ser explicadas solamente debido a los modos de muerte, producto de accidente u homicidio. No obstante acreditada la participación de terceros en el sitio del suceso, considerando el singular proceder de éstos, el relato de testigos, las evidencias medicas por informes, trayectoria de la bala, munición v/s diámetro de las heridas etc. la modalidad de muerte que presenta mayor consistencia con los hechos, corresponde al modo de Homicidio.

3.- De acuerdo a todo lo evidenciado, no es posible establecer el síndrome pre-suicida en la persona de Jorge Martínez Arévalo, puesto que la ideación “post-mortem” expresada en las ultimas 2 carillas de la carta dejada por el occiso, además de entremezclarse con otra ideación de fuga o escape hacia fuera del país, en ningún caso constituye por si sola, una prueba irrefutable que demuestre el suicidio de Martínez. (Cabe recordar que lo que queda manchado con su propia sangre, no es la carta, si no que un cheque que llenaba mientras recibía mercadería ¿nota suicida?).

4.- Se debe considerar que el estado mental que precedió el termino de la carta del occiso, es posterior y coetáneo al momento en que JM comprende y vislumbra, que la identidad del tipo descuartizado que figuraba en todos los medios de comunicación nacional, correspondía al mismo joven drogodependiente conocido por él, como el “Juan”, a quien días antes había ido a denunciar (comisaría) por extorsión y amenazas en contra la integridad física de su familia y de una eventual quema de sus propiedades. Frente a lo cual “acepta” la proposición sugerida por un policía, que en ayuda de un “colega” y a cambio de una suma de dinero, consistía en identificar y detener al mencionado joven, para enviarlo por “un buen tiempo a los hoteles del estado”.

5.- El nivel o grado de victimización evidenciado en torno a la figura de Jorge Martínez, es prácticamente nulo en la esfera de su vida privada y rutinaria, pero ostensiblemente alto en relación a la esfera circunstancial que ligan su proceder involuntario a un hecho criminal que termina con la vida de un joven por quien a pesar de todo sentía cierto “aprecio y pena por su estilo o suerte de vida”, descartando cualquier especulación respecto a un vinculo de carácter homosexual (incluso ratificado por examen fisiológico).

6.- Por tanto y para finalizar, si consideramos la imposibilidad de acreditar el síndrome pre-suicida en la persona de Jorge Martínez Arévalo., La cantidad de factores protectores que impiden concretar el suicidio (familia, trabajos, buena situación económica, ausencia de deudas, redes de apoyo social, buena salud mental, hijas en etapa de desarrollo, ausencia de plan suicida, visión de futuro, planes a corto plazo etc.)., El estado mental previo a su muerte que reflejaba absoluta normalidad (estaba trabajando como de costumbre) y el alto grado de victimización producto de un evento circunstancial en el cual de manera absolutamente involuntaria, termina vinculado o ligado al accionar delictivo y bizarro de terceros (“policías”a quienes el propio Martínez describe en su carta como “Criminales peligrosos” que posiblemente vendrían por él, para que “esto no se sepa”). Las probabilidades y la cantidad de evidencias psicológicas complementadas con la evidencia material, descartan el suicidio y apuntan directamente en dirección a una modalidad de muerte por homicidio.

Informe del Hospital Padre Hurtado (Rotulado como Agresión, producto herida de bala en base de craneo) (doble click para ampliar imagen)

Animación de la Modalidad de Muerte de Jorge Martinez (Según Informe del Hospital Padre Hurtado y Testigos Presenciales) (Hacer click para ver)

http://psylex.bravehost.com/Trayectoria%20Bala.swf

Comparación entre Hipótesis oficialistas (fiscalía) y la evidencia psico-empírica por registro de Hechos.

** Las “hipótesis” de la fiscalía (certezas Para Culpabilidad) v/S Refutaciones psico-empíricas (duda razonable para Presunción de inocencia).

1. “Martínez se habría suicidado luego de hacérsele entrega de una simple citación para declarar”.

** “El Procedimiento de citación”:-Dos civiles armados (“policías”) apañan a Martínez mientras trabajaba y completaba un cheque. “asalto, asalto… me están asaltando” (últimas palabras de Jorge Martínez).

-Se escuchan “disparos” (revisar videos de prensa)… Martínez es encontrado desangrándose en el rincón más alejado y sin salida del local.

-Los “civiles armados” se cambian de ropa, son sacados del lugar y la pericia en busca de pólvora es realizada en funcionarios policiales que no figuran en el apañamiento de JM. (¡Hecho Gravísimo!)

-Rodean el perímetro del local más de 25 efectivos policiales, periodistas y camarógrafos que filmaban en vivo.

-No existe ningún testigo que haya visto tal orden de citación “es muy probable que Jorge Martínez falleciera sin saber, que estaba en frente de policías, puesto que según testigos presenciales, éstos se habrían identificado como tales y cambiado sus ropas, luego de ocurrido los disparos.

2. “Jorge Martínez estaría vinculado directamente en la muerte y descuartizamiento de Pozo”.

-No existe consistencia criminal, técnica, ni espacial con el delito que se le atribuye.

-JM no posee antecedentes penales, psiquiátricos, agresivos (físicos y/o verbales), impulsivos ni deudas morosas, también era fóbico a la sangre y las operaciones.-Se encontraba fuera de Santiago (congreso de Olmué frente a centenares de testigos), cuando comienzan a encontrarse las partes diseminadas de Hans Pozo.

-No se encuentra evidencia técnica, ni material que se ajuste al Modus operandi del crimen de Pozo.

-En su carta de” resguardo” denuncia la participación de dos policías y establece una pista clave para determinar consistencia técnica del delito (camión repartidor de cecinas -descuartizamiento)

3. “Martínez sería homosexual y según testigos habría mantenido una relación amorosa con Hans pozo”.

-Los testigos considerados para tal “suposición” son absolutamente poco creíbles, increíbles o de la peor calidad. Drogodependientes que no figuran en la vida de JM, aportando elementos especulativos, imposibles de comprobar y que incluso algunos de ellos, denuncian haber sido inducidos o expresamente instigados a decir cosas malas de JM a cambio de $100.000.

-Jorge Martínez no es Homosexual y quien lo sostenga, debería ser capaz de demostrarlo. Se le aplico durante el procedimiento de autopsia, el único Examen fisiológico capaz de corroborar prácticas homosexuales y el resultado fue NEGATIVO…

-Nunca fue posible establecer o evidenciar hábitos, tendencias o rasgos conductuales, que hicieran siquiera presumible que Jorge Martínez, fuera homosexual, como lo ha sostenido públicamente el oficialismo. Lo cual se puede corroborar por el testimonio “informado” de familiares, amistades, colegas o pares, subalternos y superiores que compartieron junto a Martínez más de 21 años en un mismo trabajo, por sus familiares directos con los que vivió hasta los 20 años de edad y por su mujer o esposa que compartió su intimidad por un periodo continuo de 20 años de matrimonio.

“Cuando una "teoría Policial" se proyecta públicamente a través del desprestigio sistemático de ciudadanos, sin ser capaz de explicar creíblemente los detalles técnicos de un crimen en cuestión, es muy probable que no sea más que una falsa acusación” www.psylex.cl

4. “El móvil que habría impulsado a Martínez a eliminar a Hans pozo, sería el silenciamiento”. (Para que no revelara su “doble identidad”)

-Si el postulado fuese cierto, estaríamos frente a un crimen de tipo “Instrumental”, por tanto la violencia debiera ser también instrumental (sin "accesorios o rituales innecesarios como el descuartizamiento, desollamiento y mutilaciones"), o sea con el objeto de “silenciar”, para lo cual habría bastado solamente con el par de balazos que el autor del crimen finalmente le extrajo al cráneo de H. Pozo, para evitar futuras pericias balisticas.

-No obstante es posible evidenciar claramente un tipo de violencia “Expresiva” donde el descuartizamiento (impulsividad sádica si se hubiera torturado en vida a H. Pozo ) y la diseminación de las partes en lugares públicos, reflejan la intención de desafiar a la entidad policial (alto riesgo del incidente), llamar la atención de la prensa y demostrar superioridad mediante el ejercicio del poder.

-No se cumple el principio de consistencia criminal, Jorge Martínez no tiene la capacidad mental, técnica o educativa para cometer esta tipología delictiva incluyendo sus manifestaciones posteriores.

(“Para establecer creíblemente que un individuo tiene la capacidad de levantar más de 300 kilos de peso, necesariamente debe existir consistencia entre lo atribuible y las características personales del tipo, tales como; su ocupación (años de entrenamiento), contextura física, fuerza y técnica”).

-Es un cliché sostener responsablemente el concepto de “doble vida” en realidad todas las personas tienes una vida “con distintos matices” que ante el ojo experto del investigador o de las personas que pertenecen al “circulo vital” de un ciudadano, son absolutamente posibles de evidenciar o de advertir al momento de considerarlas y/o asociarlas en su conjunto, de lo contrario nuevamente estaríamos frente a una inconsistencia o ante una falsa denuncia o acusación.

5. “Martínez habría asesinado y descuartizado a Pozo en el interior de su distribuidora, con la ayuda de sus hermanos”.

-No existe evidencia “creíble y consistente” capaz de justificar que en la distribuidora de Martínez, se le quitó la vida a H. Pozo. Es imposible ligar esta mala suposición con supuestos orificios de bala "encontrados" en el local. Debido a que dos balazos sin salida de proyectil, recibió Pozo en su cráneo, los que luego le fueron extraídos por el criminal. Además donde están los rastros biológicos consistentes a un descuartizamiento y ocultamiento momentáneo del cuerpo de Pozo. (Con una gota no basta)

"TODA EVIDENCIA MATERIAL ES POSIBLE DE MANIPULAR"

-La distribuidora antes, durante y después de lo acontecido con Pozo, siempre fue atendida por sus padres y hermanos a una gran cantidad de público abierto y trabajadores que circulaban mañana y tarde por las bodegas del local.(Nunca dejo funcionar con normalidad).

-Riesgo innecesario e ilógico, decenas de personas, trabajadores y niños, transitaban diariamente por el interior de la distribuidora, que además se encuentra ubicada en toda una esquina de una avenida populosa de noche y de día, ubicada al lado de un paradero de taxis colectivos.

-Los Hermanos y Hermanas de JM (sin antecedentes), no son enfermos mentales, ni "Psicópatas espontáneos” que se pasan la vida eliminado “enemigos”, descuartizando jóvenes “Homeless”, desollando pieles para borrar tatuajes, extrayendo balas de cráneos y narices para borrar y evitar reconocimientos de identidad. Son personas honradas, trabajadoras que jámas se motivarían por desparramar partes humanas a orillas de caminos transitables y colindantes a poblaciones llenas de gente.

6. “Martínez habría trasladado el cuerpo de H. Pozo en su vehículo particular”.

“Al remover el tapiz del asiento del copiloto, nos encontramos con gran mancha de sangre que pertenecía al grupo de Pozo”

-Riesgo de incidente altísimo e inverosímil, considerando que a las 6 de la mañana paso en busca de otros funcionarios municipales (profesionales) y dirigentes gremiales en dirección a un congreso fuera de santiago que duraba entre 3 y 4 días. (Días en los que aparecen las partes de la victima en radio inferior al kilómetro de distancia).

-Inverosímil, ilógica y sumamente extraña la "aparición tardía" (semanas después, en circunstancias que contaban con el vehículo desde el día en que falleció JM) de la sangre y su disposición en la cabecera del copiloto:

**Primero porque ahí se fue sentada una arquitecta, compañera y mejor amiga de JM, que conocía perfectamente el vehículo de Martínez y su tapiz (sostiene que era el mismo, sin absolutamente nada extraño o fuera de lo común), por lo que es imposible de explicar de manera creíble como llega esa “sangre” ahí, después de haber sido requisado el vehículo luego de tanto tiempo.

**Segundo la disposición de la mancha de sangre no corresponde a la forma en que se supone "dicen" que fue trasladado el cadáver de H. Pozo (recostado con el asiento inclinado hacia atrás), debido a que esta presenta un diámetro propio de un sólido “sin cuerpo” puesto que el escurrido sanguínea-acuoso, presenta una “línea" de sangre descendente, sin oposición de la ubicación en que se supondría debería estar el cuello, la zona del trapecio y/o de la espalda superior.

7. “Martínez habría destapizado la funda del asiento delantero de su vehículo, sentado o recostado el cuerpo de pozo y luego habría limpiado, secado y vuelto a tapizar el asiento para borrar rastros de sangre”. (¡Increíble!)

-Supuesto ilógico, inconsistente e inexplicable de manera creíble, Martínez tendría que haber realizado en el transcurso de 4 horas y sin ninguna experticia, un “crimen de tipo organizado” que incluye dentro del Modus operandi (contacto con la victima, ataque a la victima, heridas craneales con extracción de la munición , descuartizamiento, desollamiento para el borrado de tatuajes, extracción de vísceras para un mejor traslado, extracción de la nariz para borrar posibilidad de identificación, limpieza de evidencias, limpieza de sangre en vehículo, quitando el tapiz, volviéndolo a poner, limpieza, cambio de ropa (tenida formal), para luego pasar a buscar puntualmente a sus colegas, manejando una buena cantidad de kilómetros, para llegar y participar activamente de un gran congreso, no demostrando un ápice de nerviosismo, angustia, ansiedad o cambio de actitud, durante los próximos 3 o 4 días. (y el auto a merced del sol y del calor sin emisión de ningún olor, necesariamente consistente al tamaño de la mancha de sangre curiosamente "encontrada").

8. Su escritura (análisis grafológico) refleja “tendencias y elementos psicopáticos, en la personalidad del señor Martínez, inestabilidad en todos sus comportamientos, con una grave conflictiva interna, con un deterioro en el plano moral, ético y distorsión de valores”.

-En caso de ser "ciertos" los resultados, debieran ser tajantemente descartadas la utilización de este tipo de pericias "milagrosas equivalentes a bolas de Cristal", debido a que sus conclusiones son imposibles de corroborar ante cualquier registro de hechos y/o registros de vida que caracterizaron en vida el rol familiar, laboral, gremial, del Sr. Jorge Martínez Arévalo.

-La única prueba pericial concebida por países desarrollados, para la evaluación de peligrosidad y psicopatía PCL-R (Psychopathy Checklist-Revised), en la que para variar el Sr. Martínez no puntúa en lo absoluto, como el psicópata, antisocial, delincuente avezado o sicótico, descrito en parte por el “Experto Grafólogo”.

-Se debería necesariamente considerar el registro de hechos, que describen la historia vital de Jorge Martínez, donde no se encuentra respaldo alguno para las poco creíbles conclusiones obtenidas a partir de un “análisis grafológico”.

¿SABE MÁS DE LA VIDA Y OBRA DE HOMBRE, UN GRAFÓLOGO DESCONOCIDO O UNA ESPOSA E HIJAS, PADRES, HERMANOS, AMIGOS, COLEGAS, SUBALTERNOS O SUPERIORES?

9. “El crimen de Hans Pozo claramente busca impunidad”.

-A que impunidad se refieren, cuando evidentemente el autor del crimen de Pozo y de la diseminación sus miembros, no busca para impunidad, sino que busca expresar necesidades de riesgo llevadas al limite, expresión de poder ilimitado, de superioridad frente al trabajo de las policías y frente a la atención de la prensa y el morbo colectivo.

-El crimen de Hans Pozo, pretende proyectar un juego bizarro de poder, donde el cazador utiliza como “carnada” las partes de su victima en pos de su grandiosidad e impulsividad. El cual comienza a “deteriorase” una vez identificada de manera inesperada la identidad de su victima. (Modificación del Modus Operandi = torso en un lugar más alejado, para confundir).

10. “La carta dejada por Martínez es parte de su cuartada y contiene mentiras y verdades”.

-Al respecto sería muy útil describir, cuales son verdades y cuales las mentiras que según la fiscalía contiene la carta. Puesto que según la única prueba pericial diseñada exclusivamente y de utilización mundial, para el análisis de contenido en escritos o declaraciones, el CBCA (Criteria Based Content Análisis), indica en todos sus criterios, el más alto nivel de credibilidad que puede observarse en algún documento escrito.

"La utilización y manejo de la ciencia, sirve tanto al establecimiento de la verdad, como a la dotación de una mentira Creíble" www.psylex.cl

Elabore sus propias conclusiones...